Cosméticos que invitan la calma

La piel es un órgano extremadamente sensible a cualquier cambio del estado de ánimo. Refleja como un espejo las variaciones emocionales. Acusa los efectos del estrés de forma visible. Existen cosméticos que invitan la calma…

La neurocosmética estudia las interacciones entre la piel y el sistema nervioso. Constata que, en situaciones de tensión, se produce un aumento de la sensibilidad que la hace más fácilmente irritable. A la vez que delata una apreciable pérdida de luminosidad.

La receta para lograr que cuerpo y rostro recuperen la calidad de su piel: pasa por unos productos que tienen muy en cuenta el factor sensorial en su ritual de aplicación, su textura y su fragancia.

Son tratamientos muy placenteros. Además de velar por las necesidades básicas de la epidermis (limpieza, hidratación y nutrición), invitan la calma, al relax y también al pensamiento positivo.

De día disimulan el estrés con partículas iluminadoras. De noche cargan las pilas con activos que favorecen la renovación celular.

En sus fórmulas se incluyen ingredientes aromacológicos, aceites esenciales y extractos naturales de plantas que logran liberar tensiones. Además de reforzar la barrera epidérmica frente a las agresiones externas. También estimulan la producción de betaendorfinas, unas moléculas del bienestar capaces de restaurar el equilibrio cutáneo.

Otra manera de atacar y revertir los efectos de la piel estresada es recurrir a una nueva cosmética antifatiga. Actúan como un tratamiento de choque: provoca un micro estrés controlado y lo utiliza en beneficio propio para activar el metabolismo y eliminar las toxinas más rápidamente.

Tres opciones de tratamiento:

1. Terapia sensorial a base de aceites esenciales. Aplicados en la nuca, sienes y detrás de los lóbulos de las orejas, se inhalan. Disminuye la sensación de cansancio y tristeza. Los ingredientes son 3 ml de Aceite esencial de Palo de ho + 0,2 ml de aceite esencial de Ylang Ylang. Aplica dos gotas de la sinergia en 10 ml de agua pura o crema hidratante, agita justo antes de impregnar un trozo de algodón.

2. Crema nutritiva antiarrugas. 1 gota de extracto de ginseng, una cucharada de aceite de rosa mosqueta, cinco gotas de glicerina liquida y varias gotas de agua destilada. Removerlas hasta conseguir una consistencia cremosa y fácil de extender sobre la piel.

3. Aceite relajante para baño o ducha. Sólo hay que usar la medida de un tapón para notar sus efectos calmantes. Los ingredientes son: 2 ml de Aceite esencial de lavanda + 0,5 ml de Aceite esencial de manzanilla, 0,5 ml + Aceite esencial de incienso, 1 ml aceite esencial de verbena exótica, 40 ml Aceite vegetal de onagra + 56 ml Aceite vegetal de albaricoque.

¿Qué cosmético te invita la calma? Deja tu comentario…

¡Nos vemos pronto!

Pd: Si deseas recibir consejos y contenidos especiales, te invito a que hagas parte de mí comunidad. No te preocupes, es gratis y solo tienes que rellenar abajo.

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. + INFO

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar